Tú x el Mundo

Las Maravillas de la Carretera Austral en Chile

Por: Cynthia Arancibia

Si me preguntan qué lugar de Chile te gusta más, diría la Patagonia. Ahora que he pisado todas las regiones de mi país (menos la Antártida jeje) puedo decir con certeza que el sur de Chile es mi lugar favorito. La tranquilidad, la amabilidad de la gente y los paisajes que ofrece la Patagonia son tan hermosos que me dejan sin respiración.

Amo la naturaleza y eso es Chile, un lugar bendecido por la  naturaleza.

El año pasado (noviembre) tuve la oportunidad de arrancarme unos días a Coyhaique, ciudad ubicada en la XI región, la cual es parte de la famosa Carretera Austral. Estuve 5 días recorriendo parte de la carretera en compañía de mis padres.

Para llegar hasta allá tomamos un vuelo de 2 horas app. Desde Santiago a Balmaceda. Llegando al aeropuerto nuestra intención era arrendar un auto para recorrer por nuestra cuenta. Pero… aquí les va el primer tip, reserven por internet, independiente de la temporada. Yo me confié en que como no era temporada alta iba a encontrar autos para arrendar con facilidad, ¡¡pues no!! no fue tan fácil, la mayoría ya estaban reservados, y los que quedaban eran camionetas muy grandes y costosas. Preguntamos en cada uno de los puestos donde arrendaban y la respuesta era siempre NO, hasta que llegamos al último, y nos dicen: – Justo devolvieron uno recién -. Y yo en mi interior diciendo -¡¡Gracias Dioses Viajeros!!- jaja. Ahí esperamos unos minutos para que lo lavaran y partimos rumbo a Coyhaique.

Ya desde el avión se veían los hermosos paisajes de esta región, pero salimos del aeropuerto y quede con la boca abierta y mi corazón emocionado por la belleza que estaba viendo. Un sol hermoso y el cielo despejado fueron nuestros compañeros casi todo el viaje.

Es muy común que llueva mucho en esta parte de Chile, por lo que yo iba preparada para el frío, sin embargo y para nuestra suerte nos tocaron unos días preciosos, por lo que la ropa de invierno solo fue a pasear en la maleta jeje.

Vacas, ovejas, prados verdes y montañas nevadas fueron apareciendo durante todo el camino a Coyhaique, aproximadamente 1 hora desde el aeropuerto.

Yo como quería descansar y estar rodeada de naturaleza elegí una cabaña en la Reserva Nacional Coyhaique, a 5 minutos de la ciudad en auto. A pesar de que no es tan accesible a pie, fue una buena decisión, el paisaje que la rodea y los atardeceres que me brindó no tienen precio, lo recuerdo y me dan ganas de volver.

La base para visitar la carretera austral fue Coyhaique, de ahí partimos rumbo al norte y visitamos el Parque Nacional Queulat. Fueron unas 3 largas horas pero los paisajes son tan hermosos que vale totalmente la pena. Al llegar al parque el camino es de ripio y tiene muchas curvas por lo que hay que manejar lento y con precaución.

Mi objetivo principal en el Parque era hacer un trekking por el Bosque Encantado y llegar a una hermosa laguna color turquesa, peeero, para mi mala suerte, el sendero sufrió daños por un temporal que hubo y estaba cerrado, no se sabe hasta cuándo.

Así que como plan B seguimos hasta el Ventisquero Colgante, otra de las atracciones principales del parque.

Se paga una entrada de $3.000 pesos chilenos y se puede hacer un trekking de 2 horas hasta un mirador o caminar hasta la laguna y tomar un paseo en lancha que te acerca hasta el ventisquero que sale 5.000 por persona.

Nosotros entusiasmados dijimos, hagamos primero el sendero de 2 horas y luego vamos a la laguna.

Empezamos con todo el ánimo a subir la montaña, no llevaba ni 30 minutos y ya estaba agotada jajaja, esta vez no pude terminar, era todo en subida, las piernas no me dieron y me tuve que devolver jaja.

Así que en consuelo fuimos a la Laguna y vimos el ventisquero desde ahí, porque para seguir con la mala suerte, quería tomar el paseo en lancha pero se podía hacer de 4 personas en adelante, y nosotros éramos 3 jaja.

Pero el lugar es tan lindo que no me importó, nos sentamos un rato a practicar el deporte de la contemplación y luego tomamos rumbo de vuelta a Coyhaique pasando antes por un pequeño pero bonito pueblo llamado Puerto Cisne.

Al día siguiente comenzamos el día temprano camino a Puerto Río Tranquilo, lugar donde se encuentra el otro objetivo de mi viaje, las famosas Capillas y Catedrales de Mármol Santuario de la Naturaleza.

Pero antes de llegar ahí, visitamos primero la Reserva Nacional Cerro Castillo, el paisaje nuevamente es hermoso, enormes montañas nevadas, ríos, cascadas y lagos nos acompañaron en el camino, disfrutamos un ratito de la nieve y continuamos hasta Villa Cerro Castillo, para llegar hasta ahí se atraviesa obligatoriamente todo la Reserva, y en el camino es posible ver Huemules, nosotros no vimos ninguno, pero vimos varias liebres en consuelo jaja.

Desde Villa Cerro Castillo empieza el odiado camino de ripio, un par de horas nos tomó llegar a Puerto Río Tranquilo, pero como ya he dicho en reiteradas oportunidades, el paisaje es tan bello que vale la pena las 3 horas que toma llegar hasta allá.

Comenzamos a ver las aguas turquesas del Lago General Carrera y supimos que ya estábamos cerca.

Luego de bordear el lago llegamos a nuestro destino, de inmediato nos fuimos a los puestos que ofrecen los tours en lancha hasta las catedrales de mármol, nosotros optamos por uno que estaba a punto de salir, generalmente cobran todos lo mismo, pero nunca está de más preguntar en varios antes de elegir.

El paseo dura como 1 hora y media y sale $10.000 por persona.

Listos con nuestros chalecos salvavidas partimos a toda velocidad a ver las hermosas Capillas, el lugar es maravilloso, la lancha entra a las cuevas y puedes tocar las paredes de mármol y ¡¡ver el agua transparente!!, es el agua más cristalina que he visto.

Luego de tomar las respectivas fotos continuamos a las Catedrales, que son formaciones rocosas de mayor tamaño y solo se ven por fuera. El guía nos contó que se han realizado 2 matrimonios ahí, solo los novios y el cura se paran en la Catedral, y los invitados miran desde los botes alrededor. Bonita experiencia, pero espero que no se masifique para no causar daño en las formaciones de Mármol.

Después de ver las cuevas y buscar los diferentes animales que se ven en las rocas, regresamos al puerto a toda velocidad nuevamente, pero esta vez en contra de la corriente, por lo que fue un paseo bastante adrenalínico jaja, recomendación, llevar impermeable y afirmarse bien, sobre todo si van en las orillas jaja.

Yo en lo personal quedé maravillada con la experiencia, el lugar es hermoso, y el color del agua es para no creerlo, ahora entiendo por qué es tan popular, es lejos si vas desde Coyhaique pero vale totalmente la pena verlas aunque sea una vez en la vida.

Otros lugares que pueden visitar cerca de la ciudad, si tienen tiempo, son Puerto Chacabuco y Puerto Aysen, son pequeños pero vale la pena solo por ver los paisajes del camino, podrán ver la cascada de la virgen, el río Simpson entre otros.  

Sé que he repetido mil veces que los paisajes son maravillosos, pero es verdad, quedé una vez más enamorada del sur y me fui con el corazón lleno de emoción por haber tenido la oportunidad de estar ahí respirando ese aire puro.

Si quieren relajarse y escapar del estrés de la ciudad, este es el lugar perfecto. Acá se conectarán con la naturaleza y se irán renovados con una sonrisa de oreja a oreja y con ganas de volver algún día.

Espero que con mi relato y fotos pueda motivarlos a que nos visiten y así puedan ver con sus propios ojos lo que les cuento aquí sobre mi querida Patagonia.

Siempre he dicho que amo mi país, independiente de las cosas malas que pueda tener o como dicen algunos, aunque casi no se vea en el mapa. Hay tanta variedad y belleza natural en este lugar, que me encantaría que el mundo se enamore como yo de esta bella, larga y angosta faja de tierra en el fin del mundo llamada Chile.

RECOMENDACIONES.

  • Ya lo comenté pero lo vuelvo a repetir, recuerden arrendar el auto por internet.
  • Lleven su propia comida cuando visiten los parques, ya que no hay muchos lugares en el camino para comprar.
  • En los supermercados de Coyhaique no dan bolsas, por lo que lleven una para poder guardar sus compras.
  • Lleven impermeable independiente de la temporada, y unos zapatos de trekking.
  • La mejor temporada para recorrer la Carretera Austral es desde Noviembre a Marzo.
  • Si quieren ver más fotos de este viaje visiten mi instagram @rayandoelmapatips

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios