Colaboraciones Secciones

Conocer a través de los viajes

Por: Mónica Montoya

Me han llegado a preguntar cómo es que disfruto al viajar a pesar de mi discapacidad, esta pregunta me hizo reflexionar acerca de ello, si bien puede parecer difícil vivir con discapacidad, considero que va más allá de las limitantes físicas las que te permitan o no disfrutar de un viaje.

Me atrevo a decir que salir ya sea a un lugar cercano o a otro país, es sano, sobre todo en el plano psicológico, es por eso que me encanta conocer nuevos lugares, no estoy diciendo que es fácil, simplemente que cuando tienes la firme convicción de crecer y conocer, llega un punto en el que aprendes a disfrutar.

Las personas en general tenemos la capacidad de anteponernos a situaciones difíciles, a eso en psicología se le llama “resiliencia”, viajar te enseña a ser resilience porque te pones (por decisión propia) a prueba, por ejemplo, en mi casa por comodidad tengo todo accesible para moverme con la silla de ruedas, hay espacio en todas las habitaciones, no hay escalones, el baño es amplio y con asiento para bañarme, en fin, ahí llevo una vida cómoda, no batallo para nada, sin embargo, cuando estoy en un lugar fuera de casa, me doy cuenta de mis limitantes físicas.


Confieso que me he frustrado, he llorado y llegado a sentir triste al darme cuenta de lo difícil que puede llegar a ser viajar con una discapacidad, pero poco a poco he ido conociéndome, aceptando lo que puedo y no puedo hacer, principalmente fui aprendiendo a hacerme la vida más fácil, como cargar un banco pequeño de plástico en la maleta para poderme bañar sin mojar mi silla de ruedas, cargar guantes de protección para mis manos cuando recorro distancias largas, incluso en el plano emocional, cuando extraño la comodidad de mi casa o me duelen los brazos de tanto andar, descanso y busco inspiración en personas que también están siguiendo sus sueños, como Alan Estrada.

No se trata de vivir peleados con el mundo señalando lo que está mal, es tomar con paciencia la realidad y aprender a disfrutarla, a veces es posible contribuir a generar un cambio, a las personas con discapacidad nos corresponde hablar porque quienes no utilizan una silla de ruedas o viven con alguna discapacidad, no perciben los límites físicos como nosotros, lo ideal es que existiera un diseño universal en infraestructuras, pero en lo que eso se va construyendo, podemos conocernos a nosotros mismos por medio de los viajes, además siempre hay alguien dispuesto a apoyarte en el camino.

Foto: Ibero.mx

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios

Mónica Montoya

Añadir comentario

Haz click aquí para publicar un comentario

Gracias por contactarnos

Si no pudiste encontrar la información que necesitabas, ayúdanos a incluir ese contenido.