Por: Luis Rubén Rodas

Abr 15, 2017

“Nada como viajar para combatir los prejuicios, la intolerancia y las mentes estrechas.” Mark Twain

Mi novia y yo compartimos la pasión de probar nuevos sabores, conocer gente nueva que te enseñe de su cultura y tradiciones, y ¡el descubrir nuevos lugares que te quiten el aliento!

Hace aproximadamente 6 meses elegimos nuestro nuevo destino: ¡Medio Oriente! Y a pesar de lo que la gente y las noticias te dicen acerca de visitar estos países decidimos empezar con Jordania, donde gracias a los videoblogs de AXM nos encontramos con un escenario espectacular, donde realmente te sientes en otro planeta: ¡el desierto de Wadi Rum!

Vista desde nuestro campamento

Al plan se unieron dos amigos de toda la vida, esos que se quedan para siempre, Ricardo y Blanca. Donde junto con nuestro guía Ayman, el mejor de Jordania y recomendado por AXM, ¡se volvieron cómplices del mejor momento de nuestras vidas!

Al llegar a nuestro campamento en medio del desierto, te quedas admirado de sentirte en medio de la nada, tan lejos de tus preocupaciones y presiones, donde en ese instante no piensas en nada más que en disfrutar ese momento y que quede grabado para siempre en tu mente.

Inmediatamente nuestros amigos beduinos te llenan de comida típica donde la experiencia de nuevos sabores comienza y la hospitalidad se agradece.

Comida beduina en Sun City Camp

Terminamos de comer y empezó nuestro recorrido por todo el desierto, y te preguntas: ¿hacia dónde vamos? ¿Si es desierto qué hay que visitar? Pero tardas tan sólo unos minutos para entender lo maravilloso e imponente que puede ser la naturaleza, y simplemente recorrer grandes montañas, formaciones admirables y un color rojo único, es una gran experiencia.

Tras recorrer varios kilómetros por el desierto se acerca el atardecer y mis nervios empiezan a crecer dado que se acerca ese momento que tanto planee con la complicidad de mis amigos y los vídeos de AXM para ubicar ese spot único, donde parece sólo nuestro guía Ayman conocer.

Foto tomada de AXM que inspiró a buscar spot ideal.

Al llegar ahí no había nadie más que nosotros 5, el desierto solo para nosotros, donde estábamos a punto de apreciar el mejor atardecer de nuestras vidas.

Vista panorámica de Wadi Rum

Aparcamos la camioneta y me bajé ansioso y preocupado porque las nubes ocultaban al sol y podría no verse el atardecer como esperaba y que no fuera el “escenario espectacular” que estaba esperando.

En ese momento Blanca me dijo: “tú tranquilo, si es el momento correcto la naturaleza te lo dirá…”

Subimos a la orilla de una roca para situarnos en una vista increíble de Wadi Rum y de forma inesperada el cielo se despejó. Veo la admiración y el sentimiento que la naturaleza y el paisaje generó en mi novia; sabía entonces que era el lugar y momento adecuado para comprometernos por el resto de nuestras vidas.

Tras las montañas el sol toma un color vibrante, me arrodillo, y le pido a mi novia si quiere casarse conmigo, ¡afortunadamente dijo que SÍ y se volvió realmente increíble!

¡¡En la hora de la verdad!!

¡Gracias AXM por hacernos viajar antes de viajar a través de tus vídeos! ¡Gracias Blanca, Ricardo y Ayman por ser cómplices de éste inmejorable momento!

Y, ¡gracias Wadi Rum por darnos el escenario perfecto para que Gela y yo iniciemos el resto de nuestras vidas juntos!

Últimos momentos del atardecer en Wadi Rum

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios