“Tratando de descubrir quien soy” Así reza una estrofa de la primera canción que compuse para mi blog y que muchos viajeros me hicieran el honor de adoptar como himno.

Hace unos días, dando una conferencia en la ciudad de Tampico, Tamaulipas, una chica me preguntó si sentía que gracias a los viajes ya me había “encontrado” a mi mismo.

Me pareció una excelente pregunta, pues nunca me lo había planteado de esa forma. Una de las cosas más maravillosas de los viajes es el crecimiento y el entendimiento de que todo está en movimiento, incluyendo el pensamiento. Por lo tanto lo que hoy creo, mañana no lo sé. Todo es una constante evolución.

Hoy por hoy creo que el “encontrarse” a sí mismo no puede tomarse de manera literal. Creo que es una búsqueda sin conclusión que rinde frutos cuando estamos haciendo justo eso, buscando. Para mí, encontrarse a sí mismo es entenderse y aceptarse. Entre más fieles somos a nosotros mismos y más abrazamos nuestras luces y sombras mejor nos sentiremos con quienes somos y como somos.

Hace tiempo la marca Crocs se unió a la familia Alan por el mundo, pues vieron en la filosofía AXM un ejemplo perfecto del “Come as you are” que podría traducirse como “Sé tu mismo”, lema de su más reciente campaña. Es curioso como esta frase que puede parecer tan trillada está más actual que nunca.  En una época en donde las redes sociales nos marcan una tendencia hacia lo que debemos ser o hacer.

Instagram, Facebook, Twitter y más, nos llenan de fotos donde un ligero filtro nos puede hacer ver mejores o diferentes. Pero en realidad ser tal cual somos es lo mejor que pudo habernos pasado. Somos únicos e irrepetibles.

Admiro mucho a las personas que son tal cual ellas mismas sin tratar de llenar los moldes impuestos por la sociedad y se sienten orgullosas de mostrarlo- “Come as you are”, sé tu mismo es una pequeña frase que no es tan sencilla de acatar, pero una vez que lo hacemos, le quitamos el poder a la gente de hacernos sentir mal por algo que no somos ya que nos sentimos muy bien con lo que sí somos.

Viajar me ha ayudado a entender la magia de ser tú mismo. Cuando te das cuenta lo increíble que es tu identidad, tu nacionalidad, tu acento, tu color de piel, tus defectos, tus virtudes, tu altura, tus kilos de más, tus kilos de menos, tus lunares, tus tatuajes, tu risa, todo eso que nos hace tan especiales y únicos. La gente auténtica es feliz, porque se ama tal cual.

Así que no puedo decir que viajando ya he descubierto quién soy, pero si he aprendido a ser más yo mismo y sentirme a gusto con ello. Come as you are.

Gracias Crocs por este mensaje y por ser parte de Alan por el mundo.

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios