AXM Staff

Visitar lugares abandonados o alguna antigua prisión es algo que para muchos viajeros puede resultar una aventura única, ahora ¿se imaginan visitar una prisión abandonada y que esté bajo el agua? ¡En Estonia se puede hacer!

A casi una hora en coche desde Tallin, la capital de Estonia, se encuentra un pequeño pueblo que se ha vuelto famoso por su antigua prisión, se trata de Rummu, un lugar que los viajeros visitan porque la mitad de su vieja cárcel se encuentra bajo el agua.

En la década de los años 30, del siglo XX, fue construida la prisión de máxima seguridad de Rummu, época en la que Estonia estaba bajo el régimen de la Unión Soviética y albergaba alrededor de 7 mil presos, quienes eran obligados a trabajar en la cantera que se encuentra en este lugar.

Con la disolución de la Unión Soviética, en 1991, Estonia pasó a ser un país independiente, por lo que esta prisión cerró y quedó completamente abandonada; con el paso del tiempo la naturaleza aprovechó este espacio e inundó parte de la cárcel, haciendo de este sitio un lugar de interés para los viajeros amantes de explorar lo desconocido y un lugar al que los locales van a divertirse y le llaman “La Laguna Azul”.

Durante el verano, las personas van a nadar, refrescarse, disfrutar de vistas únicas y de sus aguas cristalinas, y los amantes de la exploración practican buceo para conocer los rincones hundidos de la prisión y darse una idea de cómo pudo haber sido durante la época de la Unión Soviética.

También, algunos viajeros suelen escalar la cantera para llegar a la cima de ésta y admirar este sitio desde las alturas; esta actividad podría parecer sencilla, pero hay que tener cuidado porque es un poco peligroso.

Además, en el invierno, “La Laguna Azul” se congela, por lo que muchos aprovechan el hielo para patinar, gracias a las aguas cristalinas de esta laguna, el hielo es transparente y se puede ver perfectamente el fondo y los restos submarinos de la prisión. Esto podría generar una sensación de vacío, pero ¡ha de ser una experiencia increíble!

“La Laguna Azul” de Rummu tal vez no sea uno de los lugares más populares de Estonia, sin embargo, si les gusta visitar y explorar lugares abandonados, esto podría ser una buena opción, además ¡la entrada a este lugar es gratuita!

#PreguntaAXM ¿Les gustaría conocer este lugar? ¿Qué lugares abandonados conocen?

Tus Comentarios son muy importantes

Comentarios